Sujetos libres y conscientes.

No hay dominio, no hay imposición,
pero ¿y qué si la hubiera?

Éramos jóvenes, sensatos, realistas.
¿Qué estamos haciendo?
Sigo guiándome por instinto, impulsos físicos.

Yo te quiero aquí,
tú a mí ahí.
Una yuxtaposición de almas,
oponerse por el hecho de oponerse,
rebelarnos en un momento determinado.

¡Basta ya!

Ven, vuelve a acariciar mi respiración, lléname de secretos vaciándome de toda conciencia, deja tu aroma entre mis dedos al acariciar tu pelo. Despeina mis miedos y búrlate de todas las noches que no me dejaron dormir. No hay lucidez en mis palabras. Me asusta tenerte, perderte.
Seguimos siendo economía sumergida, ocultos a la vista de todos.

¿Y si dejásemos de existir?
Revolución, sangre y sudor.

Que tú eres para mí, yo para ti.
Te llevo como gato al agua y vuelves como león.
Fieras entre fieras, es así como tenía que ser.
Había empezado a divagar acerca de la nostalgia que sentí, de las insensatas ganas de correr hacia ti, de correrme para ti.
Te leí, mirada al alma.
Dos minutos y estoy perdida, vuelvo a caer en el juego.
Hacer por hacer.

Gritar y gemir.
Melodía para tus oídos,
Braille para mis dedos.

Ahc3Lx2jErOrXBMupJlzse3IAldtbpkg1OOLJf3a2LXI

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s