Torre de Hércules.

Escribo porque te pensaba,
lentamente y en silencio,
mientras escuchaba a dos gatos pelearse en plena calle.

Me recordó a todas esas veces en las que habíamos discutido por cualquier necedad (casi siempre por mi culpa) y tú aguantabas en pie tanto como la Torre de Hércules.
Como decía, te pensaba.
Aunque más bien me pensaba a mi proyectada en ti. Cuando me iluminabas con tu luz de faro avisándome, al quedar náufraga en tu mar, de los peligros que acechaban cerca de ti, todas aquellas rocas afiladas y la violenta mar. En los mejores momentos me habías visto contonear las caderas con el sonido de canciones que existían sólo en mi mente, me habías visto dar vueltas sobre mi como la bailarina de la caja que toda niña tuvo para hacer volar mi vestido azul. Sosegaste mi ira bien entrada la mañana, capoteando el doble filo que supone el sarcasmo sin llevarte ningún rasguño. Me hacía eterna cada vez que conseguía arrancarte una leve sonrisa, infinita cuando tu mirada se hacía menos acusatoria.
Porque me culpaba.
De lo que hice y de lo que no quise.

Pero tu faro iba y venía. Nunca paraba en el mismo lugar.
Yo me había cansado de bailar y parecía que tú querías escuchar la melodía que tiempo atrás nos había conmovido. Poco a poco desaparecía. El sonido de las olas quedaba muy lejos, puse la ropa a secar en un vano intento por olvidar lo que en su momento me acarició con una dulce locura.

Escribo porque te pensaba,
repito.
Necesitaba volver a oírte y he fundido una caracola en mi oído.
Dicen que puedes escuchar las olas.
Mienten.
No habrá oleaje como el tuyo ni luz tan intensa e intermitente.

A veces voy y te miro desde la distancia.
A veces caigo y te admiro por tu entereza.
A veces espero y te has apagado ya.
A veces ya no hay veces y no respiro más.

1655162_10202796369540017_624878440_n_itt1

Cálmame.
Siempre estoy en
guerra interna.

Advertisements

One thought on “Torre de Hércules.

  1. Gracias por la visita, de sorpresa, a mi blog.
    Estaré por ahí y ya nos veremos… en la red!
    Me gusta tu texto, bonitas palabras, imágenes sugerentes.
    Un recuerdo: me encantaba el paseo al rededor de la Torre, un sitio precioso.
    Hay mención de eso en mi página web.
    Un saludo.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s