TIVO.

Tivo es un animal poco común, tanto que dos seres humanos han sido capaz de vislumbrar sus características y contemplar su exótico paisaje.
Su pelaje es grueso, lo que le impide pasar ni una pizca de frío, y a la vez suave, casi tanto como el terciopelo, como acariciar un gato Persa en pleno invierno, pero es enorme, quizás mida dos metros, aunque nunca estuve lo suficientemente cerca como para saberlo a ciencia cierta. A mi parecer, era un Oso Polar, sino fuera por las patas y la cabeza, ambas simulaban un majestuoso león. Las primeras bien musculadas, que le permite correr con una sorprendente destreza, ser el más veloz entre el resto de especies. La melena perfectamente recortada a veces caía sobre sus ojos, impidiendo que pudieras encontrarte con ellos, color café, en ocasiones cálidos, otras, sin embargo, feroces. Sus extremidades concluyen con unas zarpas de cinco dedos, parecidos a los del ser humanos, con los que se defiende y consigue atrapar las manzanas que caen. Este alimento provoca que su pelaje se tiña de un color magenta brillante, de lo contrario, si ingieren pocas en el transcurso de su vida, se consumirá rápidamente.
Sin embargo, a pesar de sus patas que lo dotaban de gran potencia y las manos con las que puede atrapar casi cualquier cosa, la mayor parte de su tiempo transcurría en el mar, en el que podía sobrevivir gracias a las branquias escondidas tras las orejas.
Deambulaba libre por un mundo en el que solo encontramos especies animales en peligro de extinción, escondido tras la inmensa Luna, iluminándose con el brillo que desprenden ellos mismos. Cada cual es más raro y, por tanto, más bello. De cada especie tan solo hay una pareja: macho y hembra, destinados a quererse y una vez reproducidos, a matarse mutuamente.
Es un mundo complejo, el cielo siempre está pisándose y la tierra sobre sus cabezas, llena de árboles con toda clase de frutos, parecidos a los nuestros, pero con unas altas dosis de vitaminas, que unidas al agua que toman dichos seres, hace que sean milagrosas. Las manzanas, por ejemplo, alargan la vida de todo aquel que la ingiera, de la misma forma que brilla de una manera que a veces resultan molestos, sobretodo aquellas ocasiones en las que desean descansar. Las cerezas son más pequeñas de lo habitual y proporcionan una fuerza descomunal. Se registró una ocasión en la que un Monsterhervo de un tamaño diminuto daba caza con sus propias patas a un rinoceronte. Por el contrario, habría frutas que provocaban la muerte inmediata, las fresas eran tomadas solo por aquellos seres hastiados, angustiados por la vida, cansados de una paz y armonía apabullante.
Los días pasaban lentos y las noches no duraban apenas tres horas. En cuanto a la temperatura se encontraba semejante a nuestro clima tropical . Pocas veces llovía, pero cuando lo hacía inundaba toda la tierra, en estos casos debían esconderse en los mares, de no ser así, corrían el riesgo de ahogarse, pues el agua caía desde sus pies hasta la cabeza.
large (3)
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s